Vamos con la segunda entrega para reconocer a todos los miembros de la familia Ipa.

En esta ocasión nos vamos a fijar en las Session Ipas, o Ipas de sesión y para empezar vamos a intentar desgranar el nombre

Con el apellido lo tenemos claro, es una categoría de la familia  de las Ipa, es decir de las India Pale Ale, lo que ya nos va a indicar que serás cervezas de alta fermentación, pálidas, y con el acento puesto en el lúpulo.

Dentro del libro de estilos o BJCP aparecerá bajo los epígrafes de las  Ipas especiales, es decir  estaría catalogada como una categoría dentro del estilo Ipa, que son una colección de cervezas producidas actualmente que pueden tener o no antigüedad en el mercado pero que tienen en  común el balance y la impresión general de una Ipa (generalmente americana) pero con algún ajuste en la receta.

Con respecto al término de sesión, debemos echar la vista atrás para saber que significa que una cerveza es de sesión.

Para ello nos vamos a ir a los primeros años del siglo XX, concretamente a los años de la primera guerra mundial (1914-1918).

En aquella época los trabajadores de las fábricas, recibían dos descansos o “sesiones” donde estaba permitido beber cerveza por cada cuatro horas de trabajo.

Los trabajadores necesitaban una cerveza que fuera lo suficientemente suave como para no tener problemas a la hora de volver a sus trabajos o para no ser arrestados por embriaguez.

Estos tipo de cervezas  fueron establecidas por el gobierno y las más habituales de la época solían ser las de barril, tanto Mild como Bitter, con un máximo de 4 grados de alcohol.

De aquí que estas cervezas con bajo contenido alcohólico se las conociese como cervezas de sesión. Hemos de tener en cuenta que en aquella época eran muy populares cervezas más robustas como la Porter o la Stout. Esta ley fue abolida en 1988.

A partir de ahí el termino se generalizó y se empezó a conocer como cerveza de sesión a aquella cerveza que tenga menos en fuerza de la que se describe en las directrices de ese estilo clásico, la idea es la de llegar a un equilibrio entre el carácter del estilo y el contenido de alcohol inferior. Todavía no hay un concepto claramente definido para algunos  será cualquier cerveza que contenga no más de 5 % ABV

Cuando hablamos pues de sesión Ipa, según lo dicho, estaremos hablando de una Ipa con un sabor más ligero que las Ipas corrientes, con un menor contenido alcohólico (entre 3º y 5º) pero con un sabor y aroma a lúpulos contundente.

Suelen tener menos cuerpo, un color más claro,  con espuma blanca y fina, donde el lupulado suele destacar más que el toque maltoso. El contenido alcohólico suele estar entre los 3º y 5º y el nivel de amargor entre los 40 y 50 Ibus, suelen ser cervezas  muy ligeras, muy propias de las épocas estivales.

Pueden tener mucha similitud con sus primas las American Pale Ale (De las que también hablaremos), resultando a veces muy difícil distinguirlas y catalogarlas por tener una frontera muy difusa.

Esto no quita para que una mañana soleada cojamos una buena sesión Ipa y nos la despachemos para en aperitivo, y si nos apetece otra  pues no tendremos gran problema en abrirla y decir eso de Salud y Birras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *