Cata de la Delirium Tremens

Eh! hay algo en mi copa y no sé qué es
me han echado droga seguro

Y vuelvo a ver
elefantes rosas alrededor
y vuelvo a ver
todo doble y de distinto color

Ya lo cantaban Siniestro total, ya los veía Dumbo en su película de 1941 cuando tras beber de un cubo con champan los empezó a ver

Los elefantes rosas son según la Wikipedia

Los elefantes rosas son un eufemismo relacionado con un tipo de alucinaciones causadas por el abuso de alcohol o un delirium tremens.

Dicha acepción fue acuñada por Jack London en 1913 en su novela autobiográfica John Barleycorn cuyo personaje es descrito como un alcohólico. En una de las líneas se le describe de la siguiente manera


«El hombre que todos conocemos: estúpido, carente de imaginación y cuyo cerebro es aturdido por gusanos adormecidos. El cual camina descontento, al que le fallan las piernas y cae finalmente en las alcantarillas. Ve extasiado «ratones azules» y «elefantes rosas». Es el tipo de hombre que da sentido a los chistes de la prensa.

La cerveza que vamos a catar hoy es la Delirium Tremens elaborada en Belgica por la Huyghe Brewery y con unos nada despreciables 8.5º ABV  que pueden hacérnoslos ver si nos tomamos alguna mas de la cuenta. Precisamente esta cervecería tiene el logo de un elefante rosa.

Esta cervecería fue fundada en 1906 por Leon Huyghe en la ciudad de Melle en Flandes Oriental, Bélgica. Su «buque insignia» es la cerveza Delirium tremens, ​ una Strong Golden Pale Ale que algunos han considerado como una de las mejores cervezas del mundo.

Estamos ante una cerveza de alta y triple fermentación (dos en tanque y una en botella) que suele representar el ejemplo claro del carácter de algunas cervezas belgas (potentes, especiadas, con sabores a levadura y con una ligera  presencia del lúpulo)

Es una cerveza de color rubio, dorado, bastante clara con una abundante corona de espuma blanca con una persistencia media alta que servida en su copa de balón nos dibuja una figura elegante. Tiene una carbonatación bastante alta.

El aroma es agradable pero complejo. Denotamos el típico olor a levadura y especias típico de las cervezas belgas. Nos vienen recuerdos a cereal, pimienta, clavo algo de miel y algunas notas frutales como de manzana. También detectamos algo de alcohol.

 El sabor nos adentra en una cerveza intensa y con buen cuerpo, empezando por un dulzor cereal que de forma leve se va transformando en un amargor agradable. Mientras tanto notamos toques cítricos y especiados (pimienta, cilantro). El alcohol hace presencia al final, dejando una leve sensación que calienta la garganta.

Una cerveza intensa, ideal para degustar lentamente, cultivando la conversación a una temperatura de  8 a 12 grados para apreciar todas sus notas sensoriales.

Producida en la localidad de Melle, en la región oriental de Flandes, en el seno de la Cervecería Huyghe, fundada en 1654 pero que no alcanzaría fama transfronteriza hasta 1985 con el lanzamiento de la cerveza Minty, y más tarde en 1989 con La Guillotine y la propia Delirium Tremens.

Desde 1992 la Hermandad del Elefante Rosa se encarga de promocionar su consumo, así como el de otras cervezas elaboradas en la provincia de Melle. Actualmente se comercializa en más de 40 países, y además de su fama internacional, muchos expertos cerveceros la consideran como una de las mejores del mundo en su categoría, y cuenta con el honor de haber sido seleccionada como mejor cerveza del mundo en el Campeonato Mundial de la Cerveza celebrado en Chicago en 2008.

Podéis conocer más sobre esta y otras cervezas de la cervecería en

www.delirium.be

Así que si os apetece tomaros un respiro y disfrutar de una buena pausa, solos a acompañados, apropiaros de una Delirium, servírosla lentamente en su copa, balancearla, acurrucarla y degustarla, no sin  antes pronunciar nuestro grito de guerra de  Salud y birras.


https://www.delirium.be/es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *